Las radios comunitarias en Chile

[Archivo 2014]

¿Qué son las radios comunitarias? Para responder esta pregunta, se deberían tener en cuenta cuáles son los roles que han cumplido y que cumplen las estaciones radiales a lo largo de su existencia. A la cabeza se vienen los típicos programas de conversación, música de acuerdo a la orientación etaria de la emisora, noticieros correspondientes a la zona de donde proviene la radio, tandas comerciales, etc.

La verdad es que los medios tradicionales han servido como medio de información para personas alrededor de sus localidades (siempre de acuerdo al país al que pertenecen), pero no cumplen una labor dedicada a una comunidad definida o, por cuestiones de línea editorial y de holdings, no tienen intención de cubrir temas relevantes para la localidad.

Frente a esta problemática, las radios comunitarias son las que dan la cara por las comunidades, sirviendo como herramientas de ayuda para la información, organización local y alternativa popular a los grandes medios, dirigida especialmente a sus localidades.

 

 

 

Métodos de acción radial

El mantenimiento financiero en general se basa en la sostenibilidad social de manera autogestionada, debido a que la publicidad no está permitida en las radios comunitarias. El financiamiento es más que nada un esfuerzo colectivo para mantener la emisora en funcionamiento.

Estas estaciones hacen uso tanto de la transmisión radial por dial como la transmisión vía internet para hacer llegar su contenido a la comunidad objetivo. Aunque, debido a limitaciones financieras, algunas estaciones solo optan por la transmisión por internet, al no tener como costear un dial.

En Chile, las radios en línea resultan ser,  principalmente,  las estaciones de radio tradicionales que decidieron expandir sus horizontes y transmitir las mismas ondas mediante un portal propio de internet, con el fin de ampliar a nuevas audiencias  la llegada de su contenido apuntando al público auditor de radio en línea.

En el caso de las radios comunitarias, algunas suelen hacer uso solo de la señal vía internet a falta de dinero para costear la transmisión análoga. Sin embargo, la difusión comunitaria logra que la gente halle la forma para sintonizar estas radios ya que, por asuntos institucionales, la publicidad no está permitida para estas radios.

 

 

 

Asociaciones y organizaciones: juntando las radios comunitarias

En Chile existen dos asociaciones principales que agrupan a la mayoría de las radios comunitarias, estas son la Anarcich (Asociación Nacional de Radios Comunitarias y Ciudadanas de Chile) y la Amarc (Asociación Mundial de Radios Comunitarias en Chile).

La Anarcich es un organismo que agrupa a más de 300 radios comunitarias y ciudadanas del país, apuntando a la difusión de una programación con contenidos socio culturales y temas ciudadanos. La gestión de esta organización y las mismas radios es independiente, autónoma y autogestionada, buscando crear instancias de expresión, información y opinión en las radios asociadas.

La Amarc es la división chilena de una asociación mundial con sede en todos los continentes centros de producción asociados.

En Chile, la misma asociación se describe como “un espacio de encuentro, reflexión e intercambio de miradas y aprendizajes”, englobando radios comunitarias y centros de producción radial independientes que se han asociado voluntariamente a la organización.

La asociación propone la formación de un movimiento ciudadano, social y cultural que defienda las radios que surgen desde las organizaciones locales, que reconozca la necesidad de tener plataformas de expresión propias frente al monopolio de la información en manos de grandes consorcios.

 Resultado de imagen para anarcich

 

 

La ley 20.433

La ley 20.433 o simplemente “Ley de Radios Comunitarias”, es una ley promulgada en el año 2012 que no entraría en efecto hasta el presente año, sin siquiera tener la aprobación de los encargados de las radios, ley que ha generado bastante polémica. Este descontento se genera a partir de las condiciones que impone esta ley para la operación de las radios comunitarias. Según representantes de las emisoras, representa un obstáculo al libre desarrollo de las radios comunitarias, manteniendo el reconocimiento histórico que han tenido institucionalmente como “radios de mínima cobertura”.

La ley indica que las emisoras tendrán como zona de servicio máxima una comuna o una agrupación de comunas, conforme al ámbito de acción comunitaria de la entidad concesionaria. La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) sería la encargada de regular y garantizar, del modo que lo determine un reglamento, el acceso equitativo a las concesiones de todos los sectores sociales, y la optimización del uso del espectro radioeléctrico que se les hubiese asignado según parámetros técnicos, evitando toda clase de interferencias o superposición con otros servicios de telecomunicaciones.

Otras condiciones incluyen la distribución de señales por segmentos del espectro radioeléctrico según región y zona, la limitante de potencia mínima de un watt y máxima de veinticinco watts (cantidad bastante reducida en comparación con los mil a diez mil watts de potencia que disponen las radios comerciales) y el impedimento a las radioemisoras pequeñas para participar en cadenas nacionales.

Todos estos factores significaron la indignación de las agrupaciones y estaciones varias de radios comunitarias, quienes manifestaron su descontento apuntando a que el gobierno debiese cumplir con lo que reza su slogan: “Telecomunicaciones con sentido ciudadano”. Lo que deja esta situación como un tema pendiente hasta la actualidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s